La Religión en Bali

0

De lo primero que te das cuenta cuando llegas a Bali, además de que conducen al revés y como locos, es de lo tremendamente religiosos y espirituales que son.

Se respira en el ambiente un intenso misticismo y en cada rincón, hasta en el más insospechado, encuentras pequeñas cestitas de hojas bambú entrelazado, con incienso, arroz, flores y fruta. Son las ofrendas que con fervor hacen los balineses a diario.
procesión en bali
No en vano a Bali se la llama la isla de los dioses ya que están por todas partes! 
Existen Dioses buenos y los hay malos y los balineses intentan complacer a todos. Hacen ofrendas a los buenos para que les escuchen, a los malos para apaciguarles, a sus ancestros por respeto y para que los protejan…., en fin, que pasan una gran parte de su tiempo realizando infinidad de plegarias pidiendo prosperidad a través de ofrendas, oraciones, ritos purificadores, cremaciones, ceremonias propiciatorias de buenos augurios, procesiones, festivales y rituales de todo tipo.

Manifestaciones artísticas en Bali

estuvealli-bali-gamelan

Los balineses son amantes de la música, el teatro y la danza. Artes que han desarrollado durante siglos y que utilizan para rememorar el sinfín de leyendas ancestrales y hazañas increíbles que componen su universo mitológico. Obras siempre protagonizadas por dioses, magos, duendes, brujas, demonios y toda clase de seres sobrenaturales.

Danzas tradicionales como el Barong, donde una especie de perro peludo que simboliza el bien y la buena suerte, lucha contra Rangda, que es un demonio que se representa como una especie de bruja maléfica, que trae con sigo hambre, muerte y destrucción, que hace que lo balineses que la atacan, se suiciden con su propio Kris, el sable curvado balinés, que recuerda mucho al que usaba Sandokan; o el Legong, el típico baile interpretado por 2 niñas o adolescentes en los que se danza gesticulando y donde cada movimiento del tronco o de las extremidades está totalmente controlado.

También se interpretan obras teatrales, marionetas…pero todo al compás de la música casi hipnótica del gamelán, orquesta tradicional en Bali a base de instrumentos de percusión, viento y cuerda.

Conocimiento, tradiciones y cultura popular que pasan de generación en generación y se mantienen vivos como el primer día haciendo de Bali ese rincón del mundo tan especial.

La gente en Bali es increíble y por ello, creo que vale la pena escribir un post o dos con ciertas explicaciones para poder comprender un poco el rollito que llevan. Explicaciones muy someras, ya que no soy una gran conocedora del tema, y la religión y estructura social balinesa luego es mucho más complicada de lo que yo os voy a intentar sintetizar.

balinés depositando ofrendas sm

Me gustaría hablar sobre la espiritualidad de los balineses y la magia que les rodea. Profundizar levemente en su peculiar religión que influye tanto en sus vidas y les marca, ya desde el momento en que nacen e incluso después de muertos.

Pero eso si, una religión siempre con un trasfondo festivo y de celebración, porque si hay otra cosa que les gusta hacer a los balineses, es reunirse y celebrar algo…

lo que sea y de la religión que sea!!

Ya que, pese a que las creencias religiosas de los balineses sean desde hace siglos firmes y férreas, son un pueblo amable, hospitalario y muy tolerante con los extrajeros que visitan Bali. No les importa que proceses otra religión, sea la que sea. Son tan sumamente religiosos, que lo único que les preocupa es que no creas en nada… Así que si vais y os preguntan… mejor cambiad de tema.

Bali: hinduismo, animismo y muchas otras cosas…

La mayor parte de los balineses profesa el  hinduismo, aunque dista bastante del que se practica en el continente.

Esto es debido a que en Bali, mucho antes de que llegara el hinduismo, ya tenían unas fuertes y arraigadas creencias ancestrales. En dichas creencias, los elementos de la naturaleza inanimados que les rodeaban, cobraban vida. Se erigían como dioses o espíritus,  poderosos y contundentes, a los que se debía temer y adorar para que no se enfadaran y les fueran propicios.

Estas deidades podían ser montañas sagradas que escupen fuego y cenizas y hacen temblar la tierra, el fondo del mar donde viven los demonios que engullen a incautos pescadores, selvas donde se esconden los malos espíritus, estaciones devastadoras que provocaban terribles sequías o lluvias torrenciales…

Y es normal… en una isla como Bali, que se rige por los ciclos cultivo del arroz y el hambre y las penurias dependen de las estaciones meteorológicas.  Una isla donde existen volcanes poderosos y destructivos que pueden mostrar su cólera en cualquier momento. Una isla rodeada de mares embravecidos…

Cuando llegó el hinduismo a Bali, tan sólo se sumó a todas estas creencias, y los dioses hindúes pasaron a formar parte de un universo mitológico aun más grande.

Un pueblo tan genéticamente espiritual  y místico como lo es el balinés tiene espacio y tiempo para venerar a todos los dioses que haga falta y más! 

Además, como he dicho antes, en Bali han sido siempre muy tolerantes con lo que ha venido del exterior. En su día procesaron el hinduismo, pero han ido recibiendo influencias durante siglos del budismo, el islamismo y el cristianismo. Adoptando muchas de sus costumbres transformando su manera de entender la religión, pero siempre sin perder su esencia.

balinés orando despues de haber depositado su ofrenda smVamos, que son dados a celebrarlo todo! Allí donde haya una celebración, ellos se apuntan!

Algo sobre hinduismo en Bali

consejos-bali
Estatua gigante de Ganesha, hijo de Shiva, con cuerpo humano y cabeza de elefante, Dios de la ciencia y de la sabiduría, en Pulau Menjangan al norte de Bali

Respecto a la religión hinduista en Bali, sí que es que  guarda ciertas similitudes con la de la India, como el hecho de venerar al tri-murti (3 formas) Brahma, Vishnú y Shiva y toda la mitología hindú.

Hablemos un poco de los principales…

Por una parte, como otro día os explicaré más extensamente cuando hable de Prambatan en Java, en la mitología hindú existen los dioses de la tierra o dioses menores, y los dioses del cielo que son el tri-murti (3 formas) de Brahma, Vishnú y Shiva.  Como la santísima trinidad cristiana pero en hindú.

  • Brahma es el padre de todos los dioses y creador de todo. Es representado tradicionalmente con cuatro cabezas de barbas blancas, símbolo de la sabiduría, cuatro brazos y piel roja o amarilla. Cada boca recita uno de los cuatro Vedas y sus manos sostienen un recipiente de agua usado para crear la vida. De los 3 dioses mayores, es quizás el menos representado y adorado. Su esposa, Sarasvati es la diosa de la sabiduría y de la ciencia.

 

  • Vishnú es el dios que preserva el mundo. Está casado con Lakhsmi, diosa de la belleza y de la prosperidad que se representa sentada sobre una de sus rodillas cuando el está sentado sobre una flor de loto. Aunque también se le suele representar montado sobre Garudá, dios pájaro que lo transporta y que da nombre a la aerolínea principal en Indonesia, la Garuda Airlines.  Vishnú se le suele representar con forma humana, piel azul u oscura y cuatro brazos sosteniendo una flor de loto cuyo aroma da placer, un disco tipo ninja para degollar a los demonios, una caracola que emite un sonido que  representa la victoria después de matar a algún enemigo y una maza de oro para aplastar el cráneo de los demonios.

 

  • Shivá, el tercero, es el dios de la creación, la destrucción y la regeneración. Se le suele representar llevando una vida ascética o junto a su familia. La diosa Párvati (tiene dos aspectos contrapuestos: las diosa Durgā, que se considera protectora del mundo y suele ir enjoyada y bien peinada vestida montada sobre un león y Kālī, que representa la justicia violenta y suele ir desnuda con el cabello enmarañado y un collar de calaveras), y dos hijos, Ganesha (dios con cuerpo humano y cabeza de elefante. Es adorado como ahuyentador de obstáculos, patrono de las artes y las ciencias, y el Dios de la inteligencia y la sabiduría) y Kartikeia (el dios de la guerra que puede ser representado con 6 cabezas). Shivá puede ser bueno o temible. A menudo se lo representa sumergido en meditación profunda, con su mujer e hijos o también como puede aparecer representado como el  Natarásh (bailarín cósmico).

Vishnu sobre Garuda. Garudá es un pájaro mítico, considerado un dios menor (o semidiós) en el hinduismo y en el budismo. Generalmente es iconizado como un águila gigante y antropomórfica: cuerpo humano de color dorado, rostro blanco, pico de águila y grandes alas rojas. Es muy antiguo, enorme y puede tapar la luz del Sol.

Vishnu sobre Garuda.
Garudá es un pájaro mítico, considerado un dios menor (o semidiós) en el hinduismo y en el budismo. Generalmente es iconizado como un águila gigante y antropomórfica: cuerpo humano de color dorado, rostro blanco, pico de águila y grandes alas rojas. Es muy antiguo, enorme y puede tapar la luz del Sol.

Como veis, la mitología hinduista es complicada y apasionante, ya que existen miles de legendarias historias variopintas sobre estos dioses y muchos otros más de menor importancia, francamente entretenidas.

Leyendas antiguas que llenan de colorido y plasticidad la vida de los hinduistas y que en algún otro post os intentaré explicar alguna de las a mí me han relatado.

Cómo llegó el hinduismo a Bali

Aunque el hinduismo llegó a Java en el s.V d.C., a través de navíos de mercaderes venidos del continente para comerciar en el archipiélago, y aunque se han hallado indicios arqueológicos en Sanur, fechados en el 914 del conocimiento de la religión hinduista en Bali, no es hasta a principios del milenio, que entro definitivamente y con fuerza en las vidas de los balineses.

El hinduismo se implantó en Bali hará unos 1000 años. Parece ser que todo gracias a un príncipe legendario de Java llamado Airlangga. En el año 1016 cuando Airlangga tenía 16 años, su tío, el rey, fue asesinado y su trono fue usurpado. Toda su familia y sus seguidores fieles tuvieron que escapar y esconderse. Airlangga huyó a las junglas del oeste de java donde vivió como un asceta entre ermitaños en la religión hinduista. Años más tarde se reunió con los aun fieles a su tío e inició la reconquista de Java que finalizó en el 1035, proclamándose tras sus legendarias victorias como el dios emperador. La madre de Airlangga, por otra parte se casó en segundas nupcias en Bali cuando Airlangga era aun un niño. De allí que, los lazos entre las 2 islas se estrecharan mucho más y que entrara de pleno la religión hinduista en Bali, tan profundamente que, pese a que años después las huestes musulmanas convirtieran toda indonesia al islamismo, Bali permaneció irreductible y firme en sus creencias. Unas creencias que han perdurado hasta el día de hoy.

Es como aquella famosa frase con la que comienzan todos los cómics de Asterix, pero en balinés…

“Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor»
tanah lot
Templo de Tanah Lot construido en el siglo XVI por un sacerdote hinduista famoso proveniente de Java

A finales del siglo sXI, emergió una nueva dinastía de reyes en Java oriental, los Majapahit que en 1343 fundaron una colonia en Bali, y aunque por problemas de sucesión a finales del sXV pasó a manos de los Kediri, estos se tuvieron que acabar refugiando en Bali con toda su corte y sacerdotes cuando

En 1527 las tropas musulmanas conquistaron toda Java y sus reyes, su corte, artistas, intelectuales, aristócratas y todos aquellos que no quisieron renunciar a la religión hinduista para adoptar la doctrina del Islam, se vieron obligados a refugiarse en Bali. Eso sólo sirvió para impulsar más aun la vida artística e intelectual de la isla, pero sobre todo, la religión.

De esa época son templos tan famosos como el de Tanah Lot, del que hablaré otro día.

Related Posts